* Historia
TuWeb
* Parroquia
* Pueblo de Dios
* Pueblo de Dios. Voz sacerdotal.
* Radio
* Historia
* Sacerdotes
* Biografía
* Grupos
* Testimonios
* Instituciones
* Servicios Comunitarios:
* El Evangelio de Hoy
 
* Historia

imagen
imagen
Por el Profr. L.C. Efraín de la Cruz G.

Este año de 2008, nuestra Colonia las Aguilas, está cumpliendo 48 años de vida.

Con ese motivo llevamos a la luz pública a través de esta página, alguna pinceladas de su historia, personajes e imágenes inolvidables, para que las nuevas generaciones conozcan su propio devenir y quiénes son estos viejos y estimados habitantes que aún viven y aquellos que se nos han adelantado en el camino con trabajo incansable han construido esta comunidad. Porf eso, merecedores de un recuerdo sincero y de agradecimiento.

Aquí encontraremos paulatinamente personajes que han visto crecer y han contribuido al desarrollo de una sociedad cada vez más pujante.

Consideramos que esta aportación servirá a las nuevas generaciones que no deben desconocer la raíz de sus orígenes, pues casi todos los jóvenes de hoy han dejado aquí su ombligo.

A propósito de ello, el Señor Cura Dn. Felipe González Castellanos, dijo al periódico Semanario de la Arquidiócesis de Guadalajara:

"Las personas de esta comunidad tienen un nivel socioeconómico medio, aunque el desempleo es, en general, uno de los principales problemas que la aquejan:

“Muchas de estas personas que habitan aquí, son de la tercera edad y padecen angustias económicas, dadas sus pensiones tan bajas, si es que las reciben; aparte de que, como todos los adultos mayores, no encuentran oportunidades de trabajo para ellos.

"Mas, dentro de esta misma línea, se encuentra el reto de impulsar y apoyar a los jóvenes desalentados por la misma situación, a fin de que se motiven a continuar sus estudios profesionales, con la esperanza de estar mejor preparados y puedan tener mayores oportunidades laborales en la vida".

Además del desempleo, buena parte de la feligresía enfrenta los retos de la desintegración familiar, los altos índices delictivos, que a su vez representan fuertes desafíos para los sacerdotes y agentes de la pastoral, pues constituyen obstáculos para lograr una comunidad parroquial consolidada, ordenada y verdaderamente evangélica.

Desde 1985, esta comunidad empezó a trabajar con empeño, a iniciativa del Señor Cura Daniel Jara Huízar, de feliz memoria, con el Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE) que, atinadamente, ha llevado adelante el actual Párroco, con ayuda de su Vicario, el Padre Eduardo Alatorre Robles, abarcando la totalidad del territorio, que incluye 12 sectores pastorales.

“Este modelo pastoral tiene como objetivo principal que las parroquias lleguen a ser verdaderos lugares de comunión y cumplan con la misión esencial de la Iglesia, que es la aceptación, práctica y difusión de la doctrina evangélica, como se asienta en la Encíclica Evangelii Nuntiandi.

“Al hacer presencia en diferentes sectores a través de grupos de laicos comprometidos, visitamos los hogares para formar así nuevos núcleos, que son preparados mediante los retiros de evangelización”, asegura el Párroco, quien poniendo en práctica este proceso, ha impulsado bastante el desarrollo de su comunidad, por medio de labores de oración, de enseñanza, de edificación mutua y de impulso en el apostolado.

Actualmente operan 78 grupos comunitarios, repartidos en los diferentes sectores del cuadrante parroquial.

Es cierto que existen problemas, pero la piedad popular es algo que está muy arraigado entre la feligresía, integrada por más de 26 mil personas; seis mil de las cuales suelen participar de la Eucaristía dominical, y un millar apoyando activamente distintas tareas pastorales.

Sin embargo, esta piedad popular ha sido reforzada constantemente por los sacerdotes, a fin de que no decaiga, implementando programas intensivos y constantes de pláticas y visitas familiares, que antes se realizaban solamente durante el mes de octubre y que se conocían como la “Gran Misión Parroquial”, pero que ahora se han hecho extensivas a lo largo de todo el año, ya que según señala el Sr. Cura González:

“La Misión de la Iglesia nunca termina, no concluye. Por eso seguimos visitando a las familias, reclutando y formando a los que trabajan en algún apostolado, para lograr así una verdadera evangelización y una vivencia real de los Sacramentos”.
Los frutos de tal esfuerzo pastoral se ven reflejados en la cantidad y calidad de agentes de pastoral que trabajan en los siguientes ministerios parroquiales:

Enfermos, Jóvenes, Adolescentes, Catequesis de Niños, Adultos y Presacramentales, Liturgia, Pastoral Social, Escuela Bíblica y Círculos Bíblicos, Adoradores (Inecitas y Tarcisios), Apostolado de la Oración, Cofradía del Santísimo, Movimiento Familiar Cristiano y los Servidores, que son personas que se han comprometido con Dios y con la Iglesia por algún tiempo.

Con todo, la labor continúa para poder enfrentar, pese a los frutos cosechados, lo siguientes retos:

*Rescatar a las personas que ya han pasado por algún proceso parroquial, pero que no han perseverado en su pequeña comunidad.
• Involucrar a más jóvenes y adolescentes en la vida ordinaria de la parroquia.
• Seguir tocando puertas y corazones de más personas.
• Contar con un número cada vez mayor de laicos comprometidos y darles la adecuada formación para que respondan a los retos actuales.
• Formar, en fin, una verdadera comunidad evangelizadora.

imagen
Los autobuses urbanos "los grises" de la Línea Centro Colonias, en el año de 1973.
imagen
Los Arcos de Guadalajara
La gráfica muestra en los años 60s. la panorámica de Los Arcos de Guadalajara, al fondo el centro de la ciudad; frente a los arcos en la parte de abajo el triángulo donde se construyó la Minerva y la calle que sale en curva hacia abajo es la Avenida de los Ingenieros o Avenida López Mateos, la cual tenía una prolomngación hacia el norte hasta la vieja carretera a Zapopan. (Avenida de las Américas).
imagen
imagen
Don Bonifacio Flores y su puesto de peródicos y revistas (1971 a la fecha).
Atento, de rostro y personalidad seria,antíguo deportista, ciclista consumado, dibuja una sonrisa, recuerda fechas, tiempos idos y anécdotas.

Nos recibe ahí en su negocio que es un puesto de periódicos y revistas, con alegría contesta a todas y cada una de las preguntas mientras atiende a sus clientes que van por el periódico o por la revista preferida, y así entre atender y entender, entre vender y reparar un aparato electrodoméstco, Don Bonifacio Flores Flores, recuerda aquél 1971 cuando llega a la colonia, para instalar su negocio, ese puesto de periódicos y revistas limpio y bonito al que toda la comunidad acude en busca de las últimas noticias.

Al puesto de Dn. Bonifacio Flores Flores acuden aristas de cine, locutores y cronistas, profesionistas, sacerdotes, amas de casa y a todos atiende igual, sin distingos, atento y servicial.

"Para mí ésta ha sido una colonia bonita. A mí me ha dado trabajo, sobre todo; la gente conmigo se ha portado muy bien. He procurado llevármela bien con toda la gente.

"Ha sido mi trabajo un trabajo de muchos años, muy bonito".

¿Recuerda Ud. Don Bonifacio, aquellas estampas del pasado, aquellos días en que se estacionaban aquí los autobuses urbanos que nos traían y llevaban al centro de la ciudad y a otros lugares?

"Sí como no, su terminal estaba aquí en la curva de la avenida 18 de marzo, ahí estaba la terminal de los camiones sobre el camellón; años después la quitaron y la mandaron hacia el Cerro del Tesoro.

"Esta colonia era muy pacífica, sigue siendo muy pacífica donde todos nos conocemos, ha tenido varios tropíesos, pero así es la vida en las ciudades, pero sigue siendo bonita nuestra colonia".

Don Bonifacio Flores Flores no sólo vende periódicos y revistas; es un auténtico servidor de la comunidad.

Confome arregla el radio de alún vecino, como la plancha de una ama de casa, y otros aparatos y enseres domésticos.

Esto, el servicio es lo que ha valido para que Bonifacio Flores Flores goce con su limpieza de alma y espíritu de la estima de todo el vecindario de la Colonia Las Aguilas.

Recuerda cómo el padre de Alba y el señor cura Daniel Jara, organizaban carreras de bicicletas, de a pie y muchos otros eventos semanales que favorecieron la integración de "este pueblito", de esta colonia.

"Por eso, quiero solicitar a los padres que están aquí en la parroquia que organicen otra vez estos eventos y veladas culturales para que la juventud encuentre diversiones sanas".
imagen
La Señora Lupita y "la Tienda de las Gûeras" 1970 a la fecha.
Doña Lupita Barajas, constructora, edificadora de una familia progresista con cuyos principios y disciplina ha logrado formar a una prole familiar de 11 hijos y junto a su esposo el señor Timoteo Muñoz, formar una fuente de empleo digna y honesta.

Pero no sólo eso, sino que todos sus hijos trabajan en la tienda, todos continúan sosteniendo esa tienda de abarrotes conocida como "La tienda de las Gûeras", una familia, ejemplo de integridad.

"Esta tienda - dice doña Lupita - fue fundada por un señor de nombre Rafaél González, él nos la traspasó, y ahora sigue en servicio como cuando la recibimos".

Esto sucedió más o menos como en el año de 1974 y sigue adelante como una empresa familiar hecha con el esfuerzo de Don Timoteo Muñoz, doña Lupita Barajas y sus 11 hijos: María del Rosario, Micaela, Tere, Evelia, María de Jesús, María del Carmen, Marta, Isabel, Susana, Hilda y Juan Ignacio, testigos todos del devenir histórico de la colonia.
imagen
Sr. Leopoldo Navarro
Portador siempre de buenas noticias para el vecindario de la colonia donde se desempeña como cartero del Servicio Postal Mexicano desde el año de 1981, junto con Dn. Chema.
Historia, imágenes y personajes inolvidables de la colonia
imagen
La Historia en Imágenes
imagen
Construcción del Monumento de las Aguilas 1964, cuatro años después de la fundación de la Colonia.
Del lado poniente de la Avenida López Mateos, (a la izquierda del monumento), se inició la construcción de la colonia La Calma, entre 1965 y 1966 igual que el Cerro del Tesoro por la constructora Jalisco de José Calderón Roberts. La mayoría de los terrenos fueron propiedad ejidal y luego del licenciado Eduardo Aviña Bátiz, incluyendo los de las Aguilas.

Se inició en 1966 la tercera etapa del desarrollo de Las Fuentes de Roberto Palomera Gómez.

Donde ahora se encuentra la Unidad Administrativa estaba el País de Magusín, el primer parque recreativo infantil el cual quebró por falta de clientes y por la lejanía del centro de la ciudad.

En donde ahora se encuentra Soriana estuvo primero la empresa Ricamesa y posteriormente la tienda Maxi y luego Gigante.

La Avenida López Mateos se llamaba antes Avenida de los Ingenieros.

imagen
El Monumento de Las Aguilas

El par de águilas que forman el monumento es obra de los arquitectos Julio de la Peña y Jorge López Güitrón marcó una nueva época en el desarrollo de Guadalajara y Zapopan, fue erigido para marcar los límites de la zona metropolitana, como una frontera para detener el previsto crecimiento desbordante, sin embargo motivó la venta de terrenos y la creación de nuevos fraccionamaientos, fue cuando la zona metropolitana alcanzó el millón de habitantes (1964)y su expansión hacia el sur como sucedió durante la época de la Colonia cuando se trasó desde aquí la ruta terrestre al puerto de Barra de Navidad de donde salió la Nao española a las Filipinas con el capitán Don Miguel de Legazpi al mando. Por eso, la continuación de la Avenida López Mateos hacia el sur oficialmente lleva el nombre de la Ruta de Manila.

El "Tapatío un Millón" marcó además la expansión de la zona metropolitana, sobre todo a la zona poniente y así creció y creció dando lugar a infinidad de colonias en el municipio de Zapopan.

El "Tapatío un Millón" nació el 8 de junio de 1964 en la Clínica Independencia del ISSSTE en el seno de una familia modesta. Fue bautizado en la capilla del Hospital de la Trinidad y tuvo tres padrinos de bautismo: el entonces gobernador Juan Gil Preciado, el Cardenal José Garibi Rivera y el alcalde de Guadalajara Francisco Medina Ascencio, por lo que llevó el nombre de Juan José Francisco Gutiérrez Pérez.

imagen
Obras de apertura y ampliación de la Avenida López Mateos.
Del lado oriente (derecha de la avenida López Mateos), se había iniciado ya en 1960 el diseño y construcción de la primera sección de la colonia, la cual se inauguró en 1968 y se extendió para 1971 hasta las inmediaciones de la Escuela Secundaria Núm. 13.

imagen
El Señor Cura Humberto de Alba Morán
Fundador y primer párroco de Santa Rosa de Lima en el año de 1969.
imagen
La Farmacia del Gûero
En compañía de su esposa la señora María del Rosario Muñoz Barajas, el señor Ignacio Barajas Villaseñor "Nacho, El Gûero" fue el fundador de la primera farmacia, que fue la más grande de la colonia.

Nos habla con voz amable, tranquila, refleja paz y satisfacción en sus palabras; padres de cuatro hijos que ya tienen título universitario, una de mis hijas es doctora, otro de mis hijos es neuropsicólogo, otra es contador público y otra que estudió negocios internacionales.

"Todos han aprenido a volar y ya se sostiuenen por sí solos" añade el Gûero para terminar esta breve entrevista".

A él han acudido infinidad de personas como pacientes, en busca de un medicamento para sanar de alguna enfermedad y él las ha atendido sin importar las horas del día o de la noche, siempre dispuesto a servir y ayudar a los demás.

"En aquél tiempo lo llamaban a uno, porque era la única farmacia, a la hora que fuera y les abría uno, para que obtuvieran algún analgésico, algún antibiótico y se sentía muy bonito cuando uno veía el agradecimiento de la gente; esto lo ponía a uno contento".

Por eso, tiene presencia histórica en nuestra comunidad.

"Abrimos este negocio el 13 de septiembre de 1970 y la colonia ya tenía como un año y meses de estar funcionando con todos los servicios urbanos, era y es una colonia muy bonita.

"En esos años estaba empezando a poblarse, eran aquellos años en que los camiones urbanos, ruta 40, no entraban hasta aquí, sino que lo traían a uno del centro hasta el monumento de las dos águilas y de ahí caminábamos a pie hasta nuestras casas; después ya entraron y se estacionaban desde la curva de 18 de marzo casi hasta aquí frente a nuestro negocio.

"La principal satisfacción al dar este servicio con nuestra farmacia se traduce en que sentimos que la gente nos aprecia, hemos servido a la comunidad con mucho gusto y desinteresadamente".
imagen
Profesora Maya Allende Plazola
Con el fin de ayudar a desahogar el pesado gasto familiar, estableció la Tienda de CONASUPO en la esquina de Sierra de Mazamitla y Río Lerma en el año de 1972, donde hoy se encuentra un negocio de vidriería, un local propiedad del Sr. Roberto Barajas, cuya familia ha establecido ahora una florería en la Avenida 18 de Marzo y Sierra de Mazamitla.

La profesora Maya Allende se desempeñó como maestra en la Escuela Primaria Cristina Aldrete Castillo, turno vespertino de las Aguilas hasta el año 2006 en que obtuvo el beneficio de la jubilación.